¿Por qué optar por una casa pasiva?

Las casas pasivas o Passive House resultan ser para los que no lo saben del todo viviendas construidas específicamente en base a unos estándares de eficiencia energética y bajo consumo, en este caso la idea principal es lograr crear las viviendas atendiendo a detalles como materiales o composición con el fin de lograr que estas sean casas lo más eficientes posibles, pero siempre adaptadas al clima local donde se vaya a ubicar dicha construcción en sí.

Además, recuerden siempre que el hecho de contar con una planificación y ejecución cuidadas proporciona claramente muy buenos resultados con una demanda muy mínima de energía, es decir, que en este caso se obtiene un mayor confort, todo el año, sin importar si es verano o invierno, mediante el uso de un menor porcentaje de energía, cosa que es muy beneficiosa.

Para que lo entiendan mejor las casas pasivas o Passive House cuentan con sistemas de calefacción muy eficientes, los cuales emplean menos energía, mientras que a la vez mantienen la suficiente ventilación para lograr proporcionar una calidad de aire siempre optima, empleando así un nivel de energía bastante bajo, lo cual a su vez logra una adecuada calefacción como refrigeración, que va a adaptarse de lleno a cada época del año.

Por esta como por otras razones es que muchas personas están optando hoy en día por adquirir casas pasivas, e incluso aunque ustedes no lo crean se pueden encontrar casas de este tipo a un costo razonable, ya que el coste de estas casas pasivas no es tan alto como muchos piensan, por lo que si tú estas en busca de una buena vivienda, déjame decirte que esta es sin duda alguna una excelente opción.

En este punto es importante aclarar que uno de los puntos más relevantes de este tipo de viviendas es que realmente se adaptan de lleno al clima en el que se construyen, lo que quiere decir, que dependiendo del ambiente tanto los materiales como las técnicas empleadas varían, por ejemplo en los lugares donde se suelan alcanzar altas temperaturas bajo cero, claramente el foco de atención estará puesto en la optimización de la calefacción, mientras que en las zonas donde se puedan alcanzar fácilmente los 50 grados, entonces la mayor parte energética se debe producir intentando mantener frescas las viviendas.

En cambio para las zonas con ambientes más cálidos, las viviendas pasivas utilizan en sí fuertes y potentes medidas de refrigeración pasiva, en este caso las más conocidas suelen ser el sombreado y la ventilación de ventanas, de esta manera se logra ofrecer un mayor confort  en los meses del año más extremos, mientras que para los climas más fríos el foco de atención se debe centrar de lleno en el sellado de ventanas y la posición del sol, aprovechando al máximo el efecto de esta fuente de energía.

Por lo que en este caso debemos estar muy conscientes que las casas pasivas o Passive Houses ayudan claramente a ahorrar energía, estas son sostenibles con el medio natural, por ende, resultan ser una excelente opción en la actualidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *